Economía y finanzas: ¿qué pasa en 2021?

    Posted by UDLA Ecuador on Apr 20, 2021 1:23:17 PM

    iStock-1226624899

    Ha transcurrido el primer trimestre del 2021 y con ello hemos visto cambios en la economía del mundo impulsados principalmente por la vacunación, la inyección de dinero en las economías de países desarrollados y el inicio de un posible mundo pospandémico. Cécile Sother, Directora de la Maestría en Finanzas, mención Mercado de Valores y Banca nos brinda un análisis sobre este nueve escenario.

     

    ¿Qué pasó en el primer trimestre del 2021?

    El primer efecto que debemos analizar es el de la vacunación y el del regreso a la normalidad en los países desarrollados. En Estados Unidos, en particular, el empleo aumentó así como la producción industrial. Existen 900 mil empleos adicionales en marzo y se ha reducido el total de desempleados de 12 millones, durante la pandemia, a 7 millones en la actualidad. Mientras que las ventas al detalle subieron al índice general de consumo.

     

    Un tema interesante es el nivel de ahorro alcanzó máximos históricos en Estados Unidos, pasando del 5% al 15%, debido a las ayudas que brindó el Gobierno a las familias durante la pandemia y por la incertidumbre que generó que las personas salgan menos y por ende gasten menos. Ahora que la vida está volviendo a la normalidad, las personas comenzarán a gastar, por tanto la pregunta será: cómo y en qué gastarán esos ahorros.

     

    Y en cuánto a los mercados financieros, ¿que sucedió?

    En el primer trimestre de 2021, el dólar aumento 4% sobre el euro y también sobre otra monedas como el yen. Vemos que los índices de los mercados estadounidenses regresan a donde estaban hasta antes de la pandemia: el S&P, el Nasdaq, los índices de pymes. Sin embargo hay grandes variaciones de un sector a otro. Las empresas tecnológicas han sufrido un poco debido a que los mercados se están reponiendo del gran perfomance que tuvieron en 2020. Los sectores industriales crecieron; mientras que otros como aquellos que, generalmente, se benefician del aumento de tasas de interés (banca, seguros y energía) crecieron también, pero todavía no han recuperado el nivel en el que estaban previamente.

     

    Adicionalmente, los mercados financieros en las diferentes regiones del mundo se están comportando de manera distinta. En Estados Unidos se han puesto al día con los niveles prepandemia, mientras que Europa todavía está rezagada entre el 5% o el 10% en ciertos sectores como los que necesitan el aumento de las tasas y otros como los de la industria ya han valorado la normalización que vendrá los próximos meses en Europa.

     

    Por su parte China está tratando de limpiar su balance y absorber el apoyo financiero inyectado en la economía en 2020, algo que Estados Unidos aún no ha comenzado a hacer.

     

    Entonces, ¿ya estamos en un mundo pospandémico?

    Sí. Estamos viendo algo nuevo para los principales mercados financieros, incluso para Europa que está rezagada con su programa de vacunación. Sin embargo, como lo había mencionado hace unos meses ya no podemos generalizar a los mercados. No podemos verlos uniformemente ni decir en general que está subiendo o bajando. Hay que mirar por sector y por país, lo que hace las cosas más complejas pero también brinda oportunidades para quienes pueden identificar los sectores y zonas geográficas correctamente.

     

    Por otro lado, la pandemia cambió definitivamente nuestros hábitos. El mundo pospandémico no es exactamente igual al anterior, por ello habrá que identificar qué sectores han ganado y mantendrán esas ganancias o cuáles las perderán; cuáles se recuperarán por completo y cuáles solo lo harán a medias. Por ejemplo, podemos analizar qué pasará con ciertos hábitos: el delivery de comida o comprar en línea, viajar en un avión… Ahora comienza la apuesta para cada sector de la economía.

     

    ¿Qué podemos esperar para los próximos meses?

    Todos los indicadores están en verde, es decir se ven positivos para los próximos meses. Los gobiernos han inyectado liquidez a sus economías a niveles nunca antes vistos. Estados Unidos lo ha hecho hasta el 15% del PIB y continúa haciéndolo: tiene un programa de infraestructura en el cual prevé invertir $2000 millones y que confirmará en junio con el fin de reforzar a la economía (particularmente, fortalecer las redes de las industrias,  de las startups y también del ambiente). En relación a los indicadores de consumo veremos un incremento hasta el 10%. Las tasas de interés todavía estarán bajas y habrá mayor liquidez para seguir apoyando ese relanzamiento. El Banco Central de Estados Unidos está preparado para dejar que la inflación supere el 2%, sin tocar las tasas mientras que no se alcance un pleno empleo.

     

    ¿Eso es algo bueno?

    Es una estrategia que no se había probado antes, ya que los bancos centrales siempre han estado muy preocupados por no dejar que la inflación se acercara al 2%, mientras que ahora no hay tanta preocupación al respecto. Ahora el objetivo es crear un coeficiente de crecimiento máximo para ayudar a la economía a conseguir su mayor potencial antes de comenzar a limpiar el balance. Ese será el verdadero desafío y posiblemente empezará a finales de 2021 o a inicios de 2022. Ahora, ¿cómo van a pagar los países esa deuda acumulada, la inyección que hicieron a su economía en 2020? Porque nunca antes alcanzaron esos niveles de deuda y tampoco habían logrado eliminar la deuda anterior. Entonces los impuestos aumentarán en todo el mundo, quizás no ahora, pero si en 6 meses y quizás no para todos pero si para los más ricos. ¿Cuál será el futuro de ese drenaje de liquidez sobre las acciones y créditos, sobre las divisas? Nadie sabe, esta será la gran interrogante para el final del año y el inicio del próximo.

     

    Adquiere las destrezas que se requieren para comprender los mercados financieros y aprovechar las oportunidades con la Maestría en Finanzas, mención Mercado de Valores y Banca

     

    Topics: Finanzas, Escuela de Negocios